Inicio F365 dice El lavado deportivo nunca fue más sencillo, pero los saudíes han vuelto a encontrar petróleo con espíritu Newcastle

Fecha de publicación: martes 17 de mayo de 2022 7:28 – Ian Watson

Newcastle co-owner Amanda Staveley celebrates with players after the win over Arsenal. Newcastle co-owner Amanda Staveley celebrates with players after the win over Arsenal.

Ha sido fácil para Amanda Staveley y PIF conseguir que los aficionados del Newcastle aceptar su proyecto, pero los propietarios nunca deben desperdiciar la unidad que actualmente impulsa a los Magpies…

Diga lo que deba sobre el PIF saudita, y hay muchas cosas que absolutamente deben decirse y repetirse en voz alta – pero los propietarios de Newcastle están jugando a ciegas con su club de fútbol.

Han pasado poco más de seis meses desde que Amanda Staveley entró a St James’ Park con la chequera más poderosa del mundo en su maletín, y la transformación ha sido sorprendente .

PIF, Staveley y los Reuben Brothers compraron una ruina: un club que se destroza con un equipo que hace lo mismo, mostrando más lucha entre ellos en el campo de entrenamiento que en la cancha, todo el tiempo cayendo hacia el Campeonato.

Ahora mira a ellos. Un resultado en la mitad superior suena poco notable sin el contexto de la primera mitad de la temporada de Newcastle. Teniendo eso en cuenta, es difícil argumentar en contra de que Eddie Howe sea nombrado mánager del año.

‘Algo especial se está moviendo en St James’ Park. Abróchense el cinturón”, fue la advertencia de la cuenta de Twitter de Newcastle el martes por la noche, acompañada de la última y más grandiosa de sus muy difamadas fotos del equipo después de la victoria, esta con los jugadores, el personal, sus familias y un telón de fondo de alrededor de 9,000 Geordies en la Gallowgate.

Es verdad. Como consecuencia de que absolutamente todos (jugadores, fanáticos, medios locales, Ant y Dec) interesados ​​en la fortuna de Newcastle hayan comprado el proyecto de PIF, algo muy especial se está gestando en Tyneside. Y todo ha sido tan fácil.

Si alguna vez hubo un club maduro para este tipo de adquisición, fue el Newcastle United de la era Ashley: el punto central destartalado. punto de una ciudad de un solo equipo, loca por el fútbol, ​​llena de fanáticos desesperados por sentir algo más que apatía y despecho hacia las personas que dirigen y administran su club.

Ella nunca perdió la esperanza.

🖤🤍 pic.twitter.com/7MgpIppc8d

— Newcastle United FC (@NUFC) 16 de mayo de 2022

Disculpas si ese tweet provocó la reaparición de tu almuerzo, pero no es de extrañar que Staveley permaneciera así. decidido a llegar a un acuerdo, incluso cuando la Premier League ofreció la impresión de resistencia durante el tiempo que tuvo preocupaciones de piratería sobre su producto en Arabia Saudita. Staveley pudo ver la oportunidad. ¿No podrían todos?

De acuerdo, no todos tienen los medios o la motivación de PIF para enjuagar el legado de Ashley y todo lo demás que esperan que salga a la luz, y tener dejado el libro de texto sobre cómo no dirigir un club de fútbol, ​​Staveley y sus secuaces Difícilmente podría fallar en la primera fase.

Todavía no han dado un paso en falso ante los ojos de la mayoría de los fanáticos del Newcastle, y la adoración del norte. al este hacia sus sobrecargas saudíes ha permitido a los propietarios probar un poco su suerte. La tercera equipación con temática saudí para la próxima temporada es prueba de ello. Algunos fanáticos del Newcastle se sienten un poco incómodos al respecto; a la mayoría no le importa; muchos más lo comprarán para usarlo con paños de cocina en la cabeza.

Ian King: ¿Están los saudíes colocando una camiseta del Newcastle en un asta de bandera para ver si vuela?

Newcastle fans react to the confirmation of the club's Saudi-backed takeover.

Mientras los dueños del Newcastle digan las cosas correctas y hagan las cosas correctas en términos de su club de fútbol, ​​es difícil imaginar que el espíritu que se ha generado en Tyneside se disipe. Y eso, a pesar de todo el dinero y el petróleo en Arabia Saudita, es la fuerza más poderosa detrás de Newcastle en este momento.

Lo hemos visto en otros lugares. Jurgen Klopp le ha dado al Liverpool razones para creer, mientras que Marcelo Bielsa provocó una compra similar al Leeds United. Mientras que en Merseyside y en West Yorkshire la figura unificadora era el entrenador, en Tyneside, es Staveley como el rostro de los propietarios del Newcastle.

Como han hecho los tres clubes demostrado, el subproducto de tal unión es el éxito. Sin embargo, muy pocos clubes y propietarios parecen capaces de aprovechar tal energía. O tal vez simplemente no están dispuestos por temor a perder el poder.

La motivación de PIF para el proyecto y la naturaleza un tanto única de Newcastle requería que el ejército de Toon tuviera rango y regístrese y compre de inmediato. Afortunadamente, estaban tan desesperados por un cambio y alguna esperanza genuina que aceptaron poco cortejo. Si un Vladimir Putin con rayas blancas y negras hubiera rechazado a Ashley, despedido a Steve Bruce, puesto algo de dinero en el kit de transferencia y prometido un equipo digno del apoyo, algunos fanáticos vestidos con ushanka podrían mirar hacia otro lado por sus otros intereses.

Newcastle fans react to the confirmation of the club's Saudi-backed takeover.

Por supuesto, esa sería la franja idiota que cada club lleva entre su base de fans. Pero no se necesita mucho para que la mayoría de los fanáticos se sientan involucrados. PIF ha colmado a los fanáticos de Newcastle con la atención que anhelaban, y gestos tan simples como el esposo de Staveley, Mehrad Ghodoussi, ondeando una bandera han sido aplaudidos con alegría. “Si había un símbolo de lo lejos que hemos llegado en los últimos seis meses, ese era”, dijo Thomas Concannon, miembro de Wor Flags.

Eso sirve para resaltar lo descuidados que estaban durante la administración de Ashley. Más engañarlo. Y nadie puede culpar a los fanáticos del Newcastle por disfrutar de su prominencia una vez más, con la atmósfera en St James’ Park tan poderosa como la que verás y escucharás en Anfield y en otros lugares.

Hay pocos clubes en Europa más Unidos que Newcastle en este momento y, lo que es más importante, quizás ninguno con esa armonía junto con recursos ilimitados para igualar su ambición. Pero la unión, como sea que se coseche, es el ingrediente clave. Estamos viendo en el PSG qué pasa cuando eso se olvida. Staveley y PIF serían tontos si cometieran el mismo error más adelante una vez que pase el período de la luna de miel, mientras que otros propietarios podrían beneficiarse, y sacar provecho, de buscar replicar la conmoción del alma en St James’.