No fue una ayuda del sistema lo que consideró que los tejanos tenían en un plano indirecto que se extendía hasta la esquina. Houston tenía algunos de los mariscales de campo más jóvenes y brillantes de la NFL, un derecho defensivo suficiente para reducir gradualmente los grupos, y la AFC Sur se convirtió en un lugar listo para la elección. Después de su temporada de 11-5 en 2018, hubo cientos de debates sobre si los Texans probablemente también presionarían más y llevarían su sistema total al Wide Bowl.

Entonces todas las piezas empezaron a volverse hostiles. Ahora, después de una temporada de 4-12, los Texans no están en las tripas de un colapso, el grupo está en una caída libre. Según los informes, Deshaun Watson desea salir, el esquema de entrada del trabajo cambió a despedido y se modificó controvertidamente sin hablar con el mariscal de campo de la franquicia, y una de las voces más aceptadas de la organización es un pastor débil que tiene pocas calificaciones para su trabajo.

Los tejanos obtienen el cambio y se presume que es esencialmente el grupo más disfuncional de la NFL. Es esencialmente la caída más precipitada en la última memoria.

Todo comienza con Invoice O’Brien

Vamos a estar hablando de Invoice O’Brien aquí, y ya no solo porque se convirtió en un entrenador que no pudo hacer el trabajo. Pretty O’Brien se convirtió en un síntoma de una transmisión más grande que comenzó a plagar a los Texans: un deseo desesperado de ser los New England Patriots.

El supervisor total Rick Smith se convirtió en Deseoso de exponer el esférico de la franquicia luego de la desastrosa temporada 2-14 en 2013, eligiendo contratar a O’Brien después de un cambio de un año de Penn Teach. En ese momento, O’Brien se convirtió en el arquitecto que lideró la ayuda de los Nittany Lions de las sanciones de la NCAA luego del escándalo de Jerry Sandusky, y su pasado como miembro de los empleados de los Patriots lo posicionó como una mano firme que deseaba dirigir una organización. en extrema necesidad de estabilidad.

O’Brien contrató a empleados repletos de otras personas con las que tenía habilidades previas, ya sea en Nueva Inglaterra o en Penn Teach. Los Texans de 2014 obtuvieron un récord de 9-7, lo que generó una creencia más amplia de que O’Brien se convirtió en el artista de cambio que confirmó en Penn Teach.

Como un adelanto de cuatro años, y el grupo no tomó pasos adicionales por delante. De hecho, Houston comenzó a dar un paso atrás, y la culpa recayó en Smith por su falta de capacidad para armar un roster estable en el que O’Brien posiblemente también se apoderará de él. Smith tomó un rayo de ausencia para apreciar a su otra persona, que se convirtió en la lucha contra el cáncer. Esta brecha llevó al grupo a contratar a Brian Gaine, quien se convirtió en pasado un año después, y nadie sabe por qué.

O’Brien creció para cambiar a GM, cambió a DeAndre Hopkins después de compararlo con Aaron Hernandez en una reunión sin precedentes. Se convirtió en un cerrojo clave que llevó a los Texans al fondo, y O’Brien cambió a despedido a mitad de temporada con una fila de 0-4. Eso es mucho en muy poco tiempo, sin embargo, hizo todo lo posible para matar todas las piezas.

Entra Jack Easterby, el pastor junto con toda tu energía. .

Existe esta tendencia en la NFL de que, en caso de que escuches sobre alguien en un esquema de ingreso de trabajo diferente al supervisor final, es un problema de tickets que van mal. Nadie habla de su director de exploración a menos que explote una clase de draft, a nadie le importa quién sea el director de personal participante a menos que una persona considerable se queje de su oficina.

El título de Jack Easterby ha aparecido mucho en los titulares esta semana, y es una de las eventualidades más extrañas que se recuerdan. Easterby, quien asumió como vicepresidente de operaciones de fútbol de los Texans en enero de 2020, se ha convertido en una figura central en el colapso de los Texans.

Easterby tenía un historial de fútbol de mala calidad cuando ingresó a la NFL, para dirigir al menos. Pastora de años de formación, Easterby pasó a ser contratado por los Patriots a raíz del arresto de Aaron Hernández como “entrenador de carácter” y capellán de grupo. Por alguna habilidad, se movió por la organización y creció hasta volverse más enojado por el fútbol al nivel que los tejanos tomaron la decisión única de convertirlo de predicador a esquema de entrada clave de miembro del trabajo.

Por lo más notable que recibió O’Brien, una inmersión fuera de lo común en los Texans por Sports Actions Ilustrado en diciembre definido cómo Easterby se convirtió en la ayuda de algunas de las selecciones más espléndidas de la organización en la última memoria.

“Un miembro débil del personal dice que cuando se le pide a Easterby detalles específicos sobre un área en la que está fuera de su alcance, ya no está enojado por su alcance de responsabilidades. y pequeñas habilidades de la NFL: se desviará ingeniosamente y se concentrará en un tema peculiar. Observaron con curiosidad cómo las responsabilidades de Easterby se expandían efectivamente más allá del rol para el que se convirtió en contratado, en algunos casos, dejar al aire sus áreas de habilidades. Como dice un colega más, «Jack se convirtió en general en hacer todas las piezas que O’Brien se convirtió en hacer, además de llamar jugadas».

Watson, cada vez más enojado con el sentimiento de aprecio, no estaba siendo valorado por el esquema de entrada de trabajo, deseaba una mayor insistencia en que las selecciones se transfirieran adelante. Intercambiar a Hopkins, que fue llevado a cabo por O’Brien, y supuestamente impulsado por Easterby, condenó la ofensiva en 2020, lo que provocó que el mariscal de campo se enojara.

El nivel de ruptura parecía ser cuando Easterby supuestamente celebró una reunión de grupo, ofreciendo efusivos, vergonzosos recompensa para Watson, no obstante dejando fuera a los diversos participantes del grupo. Según los informes, molestó más a Watson, lo que llevó a rumores de que Easterby sería despedido cuando Slash Caserio asumiera el cargo de gerente general.

El director ejecutivo Cal McNair declaró públicamente que ya no despediría a Easterby, algo digno de mención para disgusto de los tejanos. seguidores. Watson tuiteó después de los registros, y no le faltó sutileza.

Me cambié a 2 y luego lo llevé a 10 – Deshaun Watson (@deshaunwatson) 15 de enero de 2021

Lo anterior correcto ahora reafirma el despertar de Watson que el grupo cambió a Hopkins, afirmando que su «despertar cambió a un dos, ahora está en un 10». Esta vez cambió para estar claramente relacionado con los registros de que Easterby ya no estaría en su sistema.

Ahora Watson parece acariciar lo que desea

Los Texans realmente tomaron los deseos del mariscal de campo de persona considerable, posiblemente algunos de los verdaderos jugadores de su liga total en su esquema, y ​​los hicieron secundarios a despedir un esquema de ingreso mal preparado de un miembro del trabajo que ha llevado a cabo nada dañó a los tejanos desde que llegaron.

Watson no tiene planes de juega para los Texans ahora, y aunque se apoderará de un inmenso sustituto para arrastrar, no hay duda de que un jugador del calibre de Watson es el precio. El primer mariscal de campo de franquicia ético en el pasado histórico de los texanos se perderá después de unos pocos años, todo gracias a que la posesión eligió sostener a un pastor, en lugar de hacer que el mariscal de campo del grupo se sintiera cómodo.

Nuevas revisiones ahora exponen que Easterby ha madurado creativamente su religión como un instrumento para culpar a otras personas para que lo conserven esférico, involucrándolos robóticamente. esperar con él, o apelar a sus valores cristianos. En el período intermedio, Easterby ha hecho afirmaciones ridículas, que recuerdan a las acciones de Sports Illustrated respaldadas por Robert Kraft y su familia, y la exposición de sus fallas fue un trabajo exitoso ordenado por los Patriots.

Esta debería ser una de las mejores opciones en el pasado histórico de la NFL. Despida a cualquier individuo que claramente no pueda terminar con su trabajo. Por el motivo que sea, McNair y los texanos están conservando la Pascua de forma esférica, independientemente de quién se moleste por ello en la moda. Los tejanos posiblemente también obtendrían una gran cantidad de selecciones y fuentes comprando y vendiendo Watson, sin embargo, no está completamente claro si alguien en la organización estará en condiciones de utilizarlos con precisión.

En dos cortos años, los tejanos pasaron de ser un grupo a punto de romper y tener un éxito sostenido. , a ser más disfuncional que las espléndidas risas compartidas de la NFL. Se sienten plenamente culpables.