Emoni Bates no pidió ser promocionado como el «próximo Kevin Durant» desde que tenía 14 años. No le pidió a Sports Illustrated que lo pusiera en la portada de una revista un año después que tiene un parecido sorprendente con el primero que LeBron James adornó en la escuela secundaria. Ciertamente no instó a la publicación a escribir que él «a menudo se parece a un Stephen Curry de 6 ‘9».

Todo esto estaba fuera del control de Bates antes de que tuviera la edad legal suficiente para conducir un automóvil. Después de una actuación destacada en su primer minicampamento juvenil de USA Basketball en 2018, algunas de las personas más inteligentes de la industria lo consideraron el mejor estudiante de primer año de secundaria en la memoria reciente. Se sentía como un jugador que personificaba la evolución reciente del juego moderno: un ala alto y larguirucho que podía manejar el balón como un guardia y lanzarse con confianza con su tiro en suspensión desde cualquier lugar de la cancha, todo antes de que tuviera la edad legal suficiente para andar en coche. No actuaré como si estuviera por encima de eso. Cuando escribí una lista de los mejores prospectos a largo plazo en los rangos de la escuela secundaria hace tres años, puse a Bates en el número 1 justo por delante de Jalen Green, Anthony Edwards y Evan Mobley.

Todo se siente tan injusto para Bates ahora, no porque no esté necesariamente a la altura de su estatus de ‘perspectiva generacional’, sino porque la carga de esas expectativas ser injusto con cualquiera . El hecho de que Bates todavía esté en la cima de la clasificación de su clase es un testimonio tanto de su enfoque como de su talento.

La escuela secundaria de Bates La carrera parece haber terminado en un abrir y cerrar de ojos. Como estudiante de primer año, llevó a Lincoln High a un campeonato estatal en Michigan. Al año siguiente, se convirtió en el primer estudiante de segundo año en ganar el premio al Jugador Nacional del Año de Gatorade, pero la pandemia interrumpió su carrera en los playoffs. En su tercer año, Bates dejó Lincoln para ir a una escuela preparatoria de nueva creación fundada por su padre. Fue en Ypsi Prep donde las mismas personas que promocionaron a Bates en primer lugar comenzaron a preguntarse si se estaba quedando corto: hubo algunas grandes pérdidas, preocupaciones sobre su eficiencia y marco de anotación, y rumores de tensión con sus compañeros de equipo. En algún punto intermedio, se comprometió y se retiró del estado de Michigan, perdió su clasificación número 1 ante Jalen Duren , y tuvo que pedir públicamente más ofertas de becas de entrenadores universitarios que asumieron que él nunca pondría un pie en el campus.

Bates debería estar preparándose para el último año en este momento, pero como la mayoría de los aspectos de su vida, también superó eso. Bates se reclasificó para esencialmente saltarse su último año de bachillerato y prepararse para el siguiente nivel. Es un movimiento común para los grandes prospectos de la escuela secundaria: RJ Barrett, Marvin Bagley III y Andrew Wiggins también lo hicieron, pero Bates se encuentra en una situación particularmente única porque es demasiado joven para ingresar al Draft de la NBA de 2022. Podría estar configurado para pasar dos años en el nivel universitario.

Bates ahora ha anunciado su próximo paso. Se comprometió con Memphis sobre Oregon, Michigan State y G League Ignite. Bates se unirá a Duren en los Tigres mientras juega para la entrenadora en jefe Penny Hardaway y los asistentes Larry Brown y Rasheed Wallace. Si bien la G League hubiera sido su única ruta rentable hace solo unos meses, la adopción de las reglas NIL en el baloncesto universitario significa que Bates ahora verá un gran día de pago mientras asiste a la escuela en Memphis. ESPN ya lo nombró el jugador más comercializable en el baloncesto universitario masculino antes de tomar su decisión.

El discurso en torno a Bates ya ha estado girando durante años en todas direcciones. ¿Dónde está Bates realmente como jugador en este momento? Esto es lo que vemos de él al borde de su gran anuncio.

Por qué Emoni Bates sigue siendo una excelente perspectiva

Es casi seguro que Emoni Bates no será la primera elección en el Draft de la NBA de 2023, primer año es elegible para ingresar. Esa distinción irá al siguiente super prospecto para ganar la etiqueta ‘generacional’: 7’3 gran hombre francés Victor Wembanyama . Pero incluso si Bates no se convierte eventualmente en la primera selección general, ciertamente será seleccionado cerca de la parte superior del draft cuando pueda ingresar.

Eso es porque Bates sigue siendo un prospecto increíble.

El atractivo de Bates comienza con su intersección de altura y tiro. La mayoría de las medidas sitúan a Bates en 6’8,5 o 6’9. Por lo general, juega con el balón en las manos y, a menudo, lo dribla por la cancha como un escolta principal. La mentalidad de puntuación de Bates podría describirse en una palabra: agresiva. Tan pronto como toca la pelota en la media cancha, está listo para preparar a su hombre para que entregue un balde.

La habilidad principal de Bates es disparar el drible. Lanza una pelota sin esfuerzo con rango profundo. Él ya tiene una bolsa para dar pasos atrás y pasos en los que puede entrar para salir de miradas abiertas desde el rango de tres puntos. No encontrarás otro jugador en los rangos de la escuela secundaria que tenga este nivel de disparos del mismo tamaño.

Bates también es un manejador de pelota avanzado en esta etapa, especialmente para un ala nominal. El manejo de la pelota es típicamente una de las mayores áreas de mejora para las alas de la edad de la escuela secundaria, pero Bates generalmente tiene un buen control de la pelota y sabe a quién crear separación después del rebote. Aquí es donde su estatus como un prospecto súper publicitado desde una edad temprana ha valido la pena: tiene el control de alguien que tuvo que aprender a abrir espacios porque sabía que la pelota siempre estaría en sus manos.

Echa un vistazo al rápido cambio de dirección y control del cuerpo en esta bandeja.

Mientras que el sentimiento de Bates por el juego ha sido cuestionado a veces , ciertamente tiene algunos destellos de paso impresionantes. Su selección de tiros ocasionalmente pobre podría atribuirse al hecho de que tenía que anotar para Bates Fundamentals, el equipo Nike EYBL fundado por su padre, porque obviamente era el mejor jugador del equipo.

La forma más fácil para que Bates suba de nivel de manera ofensiva es seguir creciendo como un creador de juego para los demás. Va a generar tanta atención defensiva que sus compañeros de equipo seguramente estarán abiertos si puede encontrarlos.

Su juego es otro ejemplo de Bates usando su manija apretada para meterse en la pintura y luego mantener los ojos en alto hasta que su compañero de equipo se abra. Este tipo de cosas es exactamente lo que los cazatalentos de la NBA querrán ver de él en su próxima parada:

Si bien Bates todavía es extremadamente delgado y necesita con urgencia agregar músculo, no rehuye el contacto, lo acepta. Su capacidad para poner dos pies en la pintura e intentar iniciar o jugar a través de un contrato lo ayudará incluso cuando intente agregar peso al principio de su carrera.

De nuevo ves su cuerpo controlar y estallar con la pelota en estas jugadas. Es alentador verlo conducir la pelota a la canasta en lugar de conformarse con su tiro en salto todo el tiempo.

La ventaja aquí es un ala de 6’9 que puede ser un tirador de tres puntos de gran volumen, actuar como un iniciador secundario en la media cancha y poner algo de presión en el aro con regate. Combinaciones y ráfagas sólidas ayudadas por la amenaza de su disparo. Estas pueden seguir siendo habilidades rentables de la NBA si no es un prospecto único en una generación.

Por qué Bates podría no ser tan ‘generacional’ como se pensaba que era

Bates empezó muy por delante de sus compañeros en parte porque se destacó tanto por su altura. Tres años después, otros jugadores de la clase de Bates lo han alcanzado físicamente. No se ha vuelto mucho más alto ni ha agregado mucho peso desde que comenzó la exageración.

Bates todavía es alto para un ala, pero la falta de fuerza lo detiene a veces. Tampoco es particularmente largo, con una envergadura supuestamente proporcional a su altura. Será difícil para él deslizarse hacia arriba en las alineaciones al nivel de la NBA a menos que agregue un volumen significativo.

La última vez que Vi que Bates estaba en Nike Peach Jam. Si bien reunió algunos aspectos destacados notables, su eficiencia anotadora dejó mucho que desear. Durante nueve juegos en julio, Bates promedió 20 puntos por juego con un 37.8 por ciento de tiros desde el campo, un 30.2 por ciento de tiros desde tres (en 53 intentos) y un 89 por ciento de tiros desde la línea de falta. Tuvo la misma cantidad de asistencias (25) que pérdidas de balón, y no registró un bloqueo, pero sí atrapó 1.4 robos y 5.2 rebotes por noche.

Tenga en cuenta que se le pidió a Bates que llevara una gran carga ofensiva para su equipo en Peach Jam, pero hubiera sido bueno verlo anotar el balón de manera más eficiente dado su alto estatus.

Mike Gribanov, un analista que tiene escrito para The Stepien , señaló que fuera del tiro de Bates Haciendo esto, el resto del desarrollo de su conjunto de habilidades no ha progresado tan rápido como se esperaba. Gribanov dijo que pensaba que Bates se habría beneficiado de jugar en un equipo de secundaria más establecido el año pasado. Tiene Bates No. 6 en general en la proyección inicial de la clase de borrador 2023.

«Construir la escuela y formar el equipo a su alrededor parece que ha sido un problema», dijo Gribanov a SB Nation. “Sucedió con la disuasión del alza a largo plazo de Emoni. Si hubiera jugado en Montverde o IMG, su futuro como jugador seguramente sería mejor que este año ”.

Las áreas donde Bates carece en la cancha a menudo se sienten más basadas en intangibles. Necesita aprender a mantener la pelota en movimiento en la media cancha y cómo elegir sus lugares como anotador sin sostener la pelota. Más que nada, a los evaluadores les gustaría ver a Bates simplemente jugar una marca ganadora de baloncesto.

“Su sentido del juego no siempre ha sido bueno, pero tampoco ha sido colocado en grandes lugares”, dijo Gribanov. “Ponlo en un lugar con entrenadores más establecidos y un programa que tenga mucho talento a su alrededor, y verás si mejora. Ojalá lo pongan en un buen lugar y se dé cuenta de algunas de esas cosas en lo que respecta a su enfoque «.

Gribanov dijo que Bates le recuerda un poco a dos jugadores que acaban de ser seleccionados en el Draft de la NBA de 2021: BJ Boston y Ziaire Williams. Gribanov cree que Bates tiene más ventajas que cualquiera de los dos jugadores, pero ve atractivos similares en sus juegos.

“Es la capacidad de hacer tiros y hacer tiros desde el regate a una edad temprana. Tal vez veas a 6’1 o 6’2 tipos pegar tiros desde el regate en ese momento, pero 6’8, 6’9 muchachos no es muy común poder hacer eso de la manera que él lo hace ”.

Cómo encaja Bates con otros grandes jugadores en la final del equipo

Bates ha tenido una educación insular en el juego desde que saltó a la fama. Jugó para el programa de base de su padre en el EYBL, y luego en la escuela preparatoria de su padre que fue diseñada específicamente para él. Nunca jugó en los equipos juveniles de USA Basketball. Pero Bates aceptó jugar en un equipo talentoso y veterano cuando pasó parte de mayo y junio jugando con la final del equipo.

Team Final es uno de los principales programas del EYBL con sede en Filadelfia (los alumnos incluyen Mikal Bridges y Cam Rojizo). Bates tenía relaciones cercanas con varios jugadores del equipo, incluidos sus compañeros de top 10 en general, Jalen Duren y Dereck Lively. Según el asistente de Team Final, Wayne Jones, Bates vio algo especial en el programa y quiso ser parte de él.

“La gente no se da cuenta de lo entrenable y de lo que es un jugador de equipo fue ”, dijo Jones sobre el tiempo de Bates con el equipo. “Él era un oyente y no un conversador. Encajaba mucho mejor de lo que la mayoría de la gente hubiera pensado que podría. Superó todas las expectativas como compañero de equipo. Él estaba aportando energía, siendo un líder vocal, haciendo todo lo que quieres con un jugador de ese calibre ”.

Bates fue bac k jugaba para el programa de su padre cuando comenzó Peach Jam, pero según Jones se sintió como si nunca hubiera dejado la final del equipo. Cuando el Equipo Final tomó la palabra para el juego de campeonato en Peach Jam, Bates estaba trabajando con los muchachos en la línea de calentamiento. Cuando Duren superó a Bates en la clasificación del jugador número uno en la clase de 2022, Jones dijo que Bates fue el primero en felicitarlo.

Jones también vio a un jugador más completo cuando Bates se unió a Team Final. En una plantilla tan cargada, no necesitaba concentrarse únicamente en anotar. Hubo algunos juegos en los que ni siquiera comenzó, y estaba bien con eso.

“A Emoni no le importaba empezar”, dijo Jones. “Hizo cualquier cosa por el equipo. A veces era un escolta, a veces es un cuatro hombres, simplemente encajaba con el equipo. Los niños de nuestro equipo se amaban y lo trajeron con los brazos abiertos «.

«Se enfrentó a muchos tiempos dobles, defensas basura y box y uno (en Bates Fundamentals)», dijo Jones. “Tiene que anotar el balón para los equipos en los que juega. Toma algunos tiros difíciles, pero cuando eres el mejor jugador en la cancha noche tras noche, te verás obligado a hacer tiros así. cuando llegue al siguiente nivel, su elenco de apoyo será mejor. Podías ver lo diverso que es su juego cuando jugaba con nosotros ”.


Bates está a punto de dar un paso fuera de la burbuja que se creó para él después de su ascenso a la notoriedad. Se espera que Memphis sea un equipo top 10 con él. Tener a otro estudiante de primer año superestrella en Duren a su lado aliviará algo de la carga que probablemente sienta al llevar al equipo. Tener un cuerpo técnico con Hardaway, Brown y Wallace también podría ser muy beneficioso. El foco de atención sobre Bates siempre se ha sentido un poco más intenso que otros prospectos importantes desde que entró. En el siguiente nivel, la exageración inicial y las escandalosas comparaciones importarán menos. Se tratará de contribuir a ganar a un alto nivel y demostrar que su conjunto de habilidades puede escalar al lado y contra otros grandes jugadores.

Bates se ha promocionado durante tanto tiempo que es difícil de creer que nació en enero de 2004 y todavía tiene solo 17 años. Por muy agotador que sea su camino, como se sintió a veces, todavía hay mucho espacio para que él escriba su propia historia. El próximo capítulo comienza ahora.