Teniendo en cuenta los altos números de COVID-19 de Alabama, Crimson Tide debería requerir vacunas para los fanáticos que quieran ver partidos en el Bryant-Denny Stadium.

Si pensaba que el potencial de la pandemia de COVID-19 para afectar el fútbol universitario estaba en el espejo retrovisor, piénselo de nuevo. La variante Delta está causando estragos en los estados de los EE. UU. Y los programas de fútbol americano universitario deben estar en alerta máxima.

El fútbol de Alabama debe prestar especial atención a que el estado de Yellowhammer se vea afectado por uno de sus peores brotes de la pandemia.

Crimson Tide debería tomar medidas y exigir prueba de vacunación para asistir a los juegos en el Bryant-Denny Stadium esta temporada.

Alabama debería exigir la vacuna para asistir a los juegos de Crimson Tide en 2021

Todos los condados de Alabama menos dos tienen un nivel de transmisión «alto» , mientras que ningún condado del estado tiene más del 37,5 por ciento de la población vacunada.

Los pacientes de COVID-19 están presionando a los hospitales al límite y creando una crisis de salud pública. No mejorará hasta que se vacune un mayor porcentaje de la población. Ciertamente no se aliviará si 100,000 personas se presentan al Bryant-Denny Stadium para el primer partido de la temporada contra Mercer el 11 de septiembre y más del 70 por ciento de ellos no están vacunados.

Mientras El escepticismo de la vacuna persiste, se ha demostrado su eficacia en la prevención de hospitalizaciones. Incluso si una persona vacunada contrae el coronavirus, es mucho menos probable que ejerza presión sobre el sistema de atención médica, ya que tienden a experimentar más síntomas menores.

Quitar la presión de los hospitales es esencial— cuantos menos casos de COVID-19 tengan que atender, mejor.

Requerir vacunas en el estadio resolvería dos problemas. Primero, incentivaría a los fanáticos de Crimson Tide a vacunarse.

Nick Saban ya hizo un anuncio de servicio público alentando a las personas a vacunarse, mientras que el equipo de fútbol está vacunado en más del 90 por ciento.

Si está en juego asistir a los juegos de este otoño, es posible que más fanáticos estén dispuestos a soportar la inyección.

En segundo lugar, se requiere la vacuna para ver partidos en Bryant-Denny permitirá a Alabama seguir adelante con una multitud de capacidad total para la próxima temporada a pesar de las tendencias preocupantes relacionadas con la variante Delta.

Es una obviedad. No se trata de infringir la libertad personal de nadie. Se trata de asegurarse de que los fanáticos y las comunidades en las que viven estén seguros y saludables.

Para más NCAA football noticias, análisis, opinión y cobertura única de FanSided, incluido Trofeo Heisman y College Football Playoff , asegúrese de Marque estas páginas como favorito.